Programando La Nación: publicidad subliminal

Este post va ligado con el de los peligros de la inteligencia emocional.

Deja un comentario