Satánicos instalan en el capitolio de Arkansas estatua de Satanás, el dios de este mundo #Katecon2006

Como ya nos tienen acostumbrados los satanistas con su primer mandamiento de haz lo que quieras, se han lanzado esta semana con la inauguración de su estatua en honor a Satanás, una figura que imita ciertamente el versículo bíblico donde Cristo dice “dejad que los niños vengan a mí”, y es por ello que vemos la figura de un niño y una niña en posición de total sumisión, entrega y deseos de más, sea esto posesiones materiales, conocimiento ocultista, dinero, fama… esos niños nos representan a nosotros, la humanidad débil y manipulable que lentamente está siendo llevada a los pies del enemigo de Cristo.

Pero cómo es que llega esta horrenda estatua de adoración a Satanás y un lugar público como es el capitolio?

Realmente esto viene de tiempo atrás cuando los satanistas protestaban por la presencia de un monumento con los 10 mandamientos que menciona la biblia fueron recibidos por Moisés y que gracias a la iniciativa de un legislador y un proceso ante el congreso, se autorizó colocar dicho monumento frente el capitolio.  Los satanistas exigían en el 2015 que retiraran dicho monumento argumentando que la presencia de los 10 mandamientos viola la  primera enmienda de la constitución de los Estados Unidos que cobija el derecho a la libertad religiosa.  En aquel entonces y después de la polémica se les permitió exhibir la estatua satánica pero por un corto tiempo y la estatua luciferina fué retirada, en esta protesta que se ha dado nuevamente hace un par de días, han exigido que la estatua de su dios Satanás, debería estar frente al capitolio de manera permanente tal como se ha dejado de manera permanente el monumento de los 10 mandamientos.

“Si vas a tener un monumento religioso en pie, entonces debería estar abierto para los demás y si no estás de acuerdo con eso, simplemente no tengamos ninguno”, es lo que decía una de las líderes militantes satánicas con este acto de provocación al que se unieron varios ateos alegando de igual manera que el monumento alusivo al cristianismo, debería ser retirado a la mayor brevedad. 

 Mientras uno de los políticos de Arkansas que había abogado por la colocación del monumento con los 10 mandamientos, decía que lo que hacían los satanistas era ofensivo y molesto y que luchará para que esa estatua satánica sea retirada, por otro lado los cristianos protestaban por la presencia de ese monumento llevado claramente para ofender a quienes no son satanistas.

Lo impactante de todo esto ha sido conocer que efectivamente la iglesia de Satán realizó la solicitud para colocar su estatua frente al capitolio, permiso que les fué otorgado a la brevedad, con lo cual se les ha otorgado autorización para dejar la estatua de bronce frente al palacio de gobierno de Arkansas en su capital Little Rock y dejando miles de interrogantes como por ejemplo, por qué han autorizado que esta estatua sea impuesta de manera indefinida y precisamente en frente del palacio de gobierno, no en su sede de la iglesia satánica o en algún jardín o algún garage de algún satanista.  Explícitamente se está enviando un mensaje al mundo y de parte de quienes han autorizado esa provocación…. porque independiente que protesten contra el monumento de los diez mandamientos, es una clara provocación y un claro mensaje a no solo los americanos sino al mundo entero acerca del papel que juega Satanás en la forja de las generaciones futuras, además de mostrarnos cómo los aliados del demonio oscuro no descansan ni descansarán un día hasta verlo entronado ocupando el lugar que según ellos consideran le pertenece.

Nos debería preocupar? claro que debería preocuparnos ya que esos mismos satanistas son los encargados de halonar en los gobiernos de cada país la aprobación de leyes como la del aborto, la de la ideología de género, la pedofilia, la zoofilia, entre otras prácticas y vicios promovidos para implantar el nuevo orden mundial.

Y mientras unos son radicalizados para servir a los intereses de la izquierda atea y satánica pro abortista y pedófila luchando para sacar adelante los mismos derechos para satanistas y no satanistas…..no todo es tan terrible ya que si bien esto es terrible, también hay una contraparte que nos muestra que hay esperanza, que no todo está perdido como el caso de  otros que van emigrando y saliendo del satanismo extremo como es el caso de Jacob McKelvy quien fuera en el 2015 fundador de la iglesia de Satán en Texas, mejor conocido como Jacob No, quien era un convencido luciferino que terminaría  convenciendo a otras personas para unirse a servir al antagonista de Cristo, construyendo así un lugar dónde adorarle.


Jacob había crecido en un hogar mormón pero llegó al satanismo porque había perdido a su hermana adorada que había muerto por una mordedura de serpiente, es así como desilusionado se va por el lado más oscuro, atraído por la ilusión del poder tras la desesperanza y la impotencia de que ese dios en el que creía no había salvado a su hermana.  

Todo empezó en su pequeño garage y nunca imaginó que luego sería el fundador de una iglesia con tantos adherentes.  Al inicio recibió mucha resistencia en su comunidad y ataques de personas que no toleraban que se adorara al diablo en el garage de su vecino, pero el pastor empezó a llamar a la comunidad a no hacer la guerra a su vecino y los invitaba más bien a orar por el rescate de Jacob y las almas que estaban cayendo seducidas en las garras de esa iglesia de Satán que fué inaugurada para la fecha del halloween, Jacob dice que el luciferismo dice que eres dios, eres tu propio dios y eso suena tentador y poderoso, eso lo atrajo.

En el 2016, un año después de que la iglesia de Satán creciera tanto que se llegó a fundar un templo para adorarle a él, Jacob sentiría una extraña sensación interna y es como decidió que buscaría al pastor Hogan, ese mismo de la iglesia  Spring First que había pedido a sus fieles orar por esos satanistas que iban por el camino contrario a Cristo.

Aunque el pastor ese día no se encontraba en el lugar, acordaron hablar telefónicamente y después de un diálogo entre Jacob y el pastor Hogan durante 4 largas horas, Jacob tomaría la importante decisión de dejar su adoración a Satanás y caer rendido ante Cristo y sería el año pasado en febrero cuando Jacob y su esposa oficialmente romperían con todo lazo y atadura con la iglesia satánica y rompiendo lógicamente con el pacto luciferino que habían hecho.  “Estábamos atrapados en las sombras de la influencia adversaria y no conocíamos el amor fuera del otro. Hoy reprendo, denuncio y rompo el pacto satánico con la sangre de Jesús”, fueron las palabras de Jacob ese día.

“El poder, la paz y la plenitud que siento hoy en día son mucho más grandes que cualquier cosa que haya sentido antes”, dijo.  “Creé una iglesia para destruir la religión dogmática y él  (Cristo) todavía me amaba”, uno de los mensajes que da en su testimonio que comparte para que otros satanistas vean la luz y salgan de las tinieblas.

El avance del satanismo es imparable, sin embargo no podemos dejarnos llevar por el pesimismo, si la conversión de Jacob es obra de la oración yo no podría asegurarlo al 100% pero algo es claro y es que la salida de un satanista de las filas de la oscuridad es algo que no sucede por casualidad y sin un milagro de por medio…. sucederá algo similar con los que luchan por llevar la estatua de Satán frente al capitolio?

Deja un comentario