#Pseudoterapias y el error de Rosa que trató su #cáncer de seno con homeopatía #Katecon2006

Se trata del caso de una economista llamada Rosa, una mujer muy inteligente que hablaba  4 idiomas y quien a sus 41 años un día cualquiera al palparse un seno detectó una bolita de alrededor de 1 centímetro. 


Entonces al acudir al especialista, los médicos le dijeron que sería mejor examinar el bulto y ella prefirió una segunda opinión pero no consultando especialistas en la materia sino gente ligada a las pseudoterapias,  ella además decidió hacer  cursos y formarse convirtiéndose casi en una “especialista” en el tema.


Inicialmente ella había recurrido a una médica ginecóloga que domina las pseudoterapias y quien le recomendó tomar bolitas de azúcar y agua, (técnica que aprendió de un tipo llamado Alberto Martí Bosch), al tiempo Rosa reconocería que no había mejoría y que su amiga ginecóloga con esa terapia haría que perdiera el seno, debido a que la bolita estaba por  el contrario aún más grande, paradójicamente Rosa manifestó a su padre y sus familiares sentirse “víctima de una negligencia médica”, aún cuando ella fué quien decidió no someterse a ningún tratamiento médico y seguir las recomendaciones de la “ginecóloga” experta en pseudoterapias, en ningún momento Rosa hizo algo para denunciar o poner en conocimiento del colegio médico el falso proceder de esa “profesional” de la ginecología.


El bultito que Rosa tenía, se convertiría en un cáncer pero Rosa seguiría aferrada a sus ideas que le habían minado la mente tiempo atrás con tratamientos alternativos a la medicina tradicional, y es como a través de la aterradora revista Discovery Dsalud llega a conocer a un gurú charlatán que promete curar el cáncer, promovido también por el canal new age Mindalia Televisión


Así es como Rosa conoce al Dr. Alberto Martí Bosch,  quien se presenta como “ex oncólogo pediátrico” pero quien no aparece en ningún registro médico que lo avale como tal…. 


Es un tipo entretenido y con carisma, magnético como suelen ser los narcisistas, hablador con capacidad de llegar a las mentes débiles y llenarles de cucarachas la cabeza, como ocurrió con Rosa y como sigue ocurriendo con cientos de enfermos con enfermedades como el cáncer.   Cuando Rosa llamó a pedir la costosa cita (120 €), le manifestaron que la podrían atender en 7 meses porque tenían la agenda totalmente copada, pero…. que harían “una excepción”, la vieja técnica de los charlatanes, y es como cae Rosa en sus garras.  El dr Alberto Martí Bosch fué detenido por el 2011 por prescribir a pacientes con sida, cáncer  y otras enfermedades terminales, dejar todo tipo de tratamiento para consumir un medicamento que no tenía licencia y era elaborado y empacado de manera fraudulenta e ilegal en una finca.

con imágenes como éstas, el “doctor” Bosch
endulza a sus víctimas, mostrándoles una
falsa mejoría de su cáncer o sida, mostrándoles
células sanas, muy probablemente de su propia
sangre y no la de los pacientes.  Es como
engañó a Rosa

A Rosa este “doctor” le recomendó tomar una gran cantidad de elementos que lógicamente vendía y que eran costosos, como suele ocurrir con estos charlatanes, y le mostró un resultado de los análisis de sangre que supuestamente mostraban una mejoría “milagrosa”.  Todo esto entre agosto y noviembre del 2016, dándole con fitoterapia, terapia ortomolecular y baños de agua con sal.


Un detalle interesante es que Rosa sí se extirpó el tumorcito pero no se hizo quimio.


La sangre después de sus tratamientos con sus pastillitas milagrosas anti cáncer indicaban que Rosa estaba muy bien, no tenía cáncer y le mostraba las “células” de un color rojo vivo y que según él era la prueba de que sus tratamientos eran cura cáncer, le manifestó el doctorcillo que pocas veces había visto una mejoría tan enorme en tan poco tiempo…. 


Un mes después Rosa tendría que enfrentarse a la realidad, su cáncer para nada había mejorado y por el contrario había hecho metástasis en diversos órganos, médula y los huesos, estaba muy mal y requería quimio, Rosa rechazó el tratamiento tradicional, quimio y todo lo que ofrecieran los médicos y seguía aferrada a la locura del doctor Bosch y otros charlatanes que prometen quitar el cáncer.  Ella estaba cegada por el miedo de morir y le habían lavado tanto el cerebro, que no quería aceptar que esas pseudoterapias lo único que iban  a acabar era con su bolsillo y con su vida.


En especial a pacientes con enfermedades como el cáncer, ese tipo de personajes como el dr Bosch y otros charlatanes que prometen curar sus males, suele mellar en su psiquis y su alma llevándoles a tomar decisiones importantes para sus vidas como la de no someterse a tratamientos que posiblemente los curen.  En el caso de Martí Bosch, recomienda plantas, dieta y otras terapias alternativas para “curar el cáncer”… que como vemos en el caso de Rosa, no sirvieron ya que para la primavera del 2017 Rosa había decaído enormemente, había perdido mucho peso a causa del cáncer y en vista de su decadente mal estado, accedió a recibir radioterapia pero ya era demasiado tarde, y es como fallece en mayo del mismo 2017 padeciendo los más dolorosos síntomas, aferrada a las falsas promesas hechas por exponentes de toda esta pseudociencia que acaba con los pacientes y sus familias.


Todos aprendemos de nuestros errores, fueron de las últimas palabras que saldrían de boca de Rosa al manifestarle a su oncóloga unas pocas semanas antes de su muerte.


La hermana de Rosa lamenta mucho que ella al igual que muchos otros pacientes, reconocía que las pseudoterapias no eran tan benignas o exitosas, pero tampoco Rosa tenía el valor de reconocer que ese tal doctor Bosch era un charlatán, dice que si su hermana hubiera recibido información a tiempo, aquella pesadilla no hubiera ocurrido: “Si le hubieran contado y mostrado gráficamente cómo iba a ser el final, tal como se hace en las cajetillas de tabaco, quizás todo habría sido diferente”.  


Imagen relacionadaLa hermana de Rosa dice que ojalá su historia no sea dada a conocer en vano y que pacientes no dejen sus terapias por recomendación de estos charlatanes. “Si la homeopatía no cura el cáncer, los médicos que ejercen como homeópatas deberían estar más vigilados por las autoridades”, dice la hermana de Rosa.  Yo diría que no solo deberían estar más vigilados sino que se debería crear un ente regulador de pseudoterapias y que penalicen con prisión a todos esos charlatanes que lo único que hacen es enriquecerse con el dolor y miedo de las personas a morir.

from Blogger http://nuevoordenmundialreptiliano.blogspot.com/2018/09/pseudoterapias-y-el-error-de-rosa-que.html

Deja un comentario